VALERIANA

La valeriana, científicamente conocida como Valeriana officinalis, nativa de Europa y algunas partes de Asia es una de las plantas más conocidas utilizadas en farmacología y fitoterapia. Sobre todo, por su uso como agente sedante.

Beneficios de la valeriana

Siendo su uso principal el tratamiento de trastornos de sueño como el insomnio. La gran ventaja de este aceite es que relaja el sistema nervioso, pero no da sensación de agotamiento ni de debilidad al consumirse, al menos, en la mayoría de las personas. Actualmente su cultivo se ha extendido mundialmente a zonas húmedas de América del Norte, Bélgica, India, Holanda, Japón, Colombia y zonas Andinas de Chile y Argentina, entre otras.

¿Cómo se obtiene el aceite esencial de valeriana?

El aceite esencial de lavanda se obtiene de la raíz, la cual posee una potente acción sedante. Debido a esta acción sedante, relaja el sistema nervioso y el cerebro. Por lo que además de problemas del sueño, puede ser utilizada para paliar otros síntomas asociados al nerviosismo, la ansiedad y el estrés, como pueden ser episodios de histeria, dolores de cabeza y/o migrañas. Aliviando también síntomas de angustia, emotividad o tristeza. Ayudando también a estabilizar el ritmo cardiaco, por lo que esta indicado a personas que padecen arritmias leves (siempre bajo supervisión médica).

Más propiedades de la valeriana

También es muy útil para tratar los problemas estomacales tan molestos asociados al estrés y la ansiedad, como cólicos y diarreas. De hecho, se recomienda a personas con colon irritable para relajar los movimientos intestinales y en fases agudas de la enfermedad de Crohn.

Ayuda a mejorar los cuadros de irritabilidad provocados por el síndrome premenstrual, así como la dismenorrea (el dolor asociado a la menstruación).

También es perfecta para personas que quieren dejar de fumar ya que ayuda a mitigar el síndrome de abstinencia, facilitando el proceso.

Contraindicaciones de la valeriana

Presta especial atención si estás en tratamiento con antidepresivos, estas embarazada o tienes que conducir maquinaría pesada.

Debido a su potente efecto es importante tener en cuenta que su ingesta está contraindicada en personas que están en tratamiento con medicamentos contra la ansiedad como los benzodiacepinas, antidepresivos o antiepilépticos, ya que pueden acentuar su efecto. De hecho, se han hecho estudios comparando el tratamiento con benzodiacepinas y con valeriana y se han visto bastantes similitudes en los resultados. Pero en estos casos, lo mejor es consultar a su médico.

NO debe mezclarse con alcohol, ya que este es un depresor del sistema nervioso.

Su consumo está desaconsejado en embarazo y lactancia, debido a su efecto hipnótico.

Además, hay que tener en cuenta que la toma de aceite esencial de valeriana puede causar somnolencia en algunas personas, si es tu caso. Evita tomarla antes de conducir o de manejar maquinaria pesada.

Y en caso de querer administrársela a niños, siempre consultar con el pediatra antes.

Sin embargo, el aceite esencial de valeriana y la valeriana en extracto son muy útiles para mitigar los efectos del estrés, ansiedad y para ayudar a conseguir un sueño reparador de manera natural. Por lo que, teniendo en cuenta los puntos comentados, y al ser un extracto totalmente natural, no hay ningún problema en consumir este remedio natural de forma puntual o más a largo plazo.