CÁÑAMO

¿Sabías que Cristobal Colón se ayudó del cáñamo para llegar a América?

Como todos las plantas o extractos de éstas que se utilizan hoy en día, el cáñamo tiene una historia larga y compleja con la historia humana. Tanto su fibra, como las semillas, las flores y los tallos han desempeñado papeles relevantes. Colón consiguió llegar a América, entre otras cosas por las resistentes cuerdas y velas fabricadas con cáñamo. Además, en la China imperial, el uso de papel de cáñamo que era muy barato, hizo posible que se difundieran conocimientos muy importantes.

Además, el cáñamo ha sido utilizado como remedio medicinal desde hace más de 5000 años.

Sin embargo, como esta planta proviene de Cannabis sativa, la misma planta de la que se saca el cannabis y por ende la marihuana, su uso no ha estado exento de trabas legales, por su posible presencia de THC, contenido de cannabinoides psicoactivos. Este problema se solventó cuando en vísperas de los 90 cuando científicos franceses desarrollaron artificialmente cepas con un contenido ínfimo de THC: El cáñamo volvió a ser legal en la UE y actualmente se puede producir de como un cultivo industrial.

¿Cuáles son los beneficios que tiene el cáñamo sobre nuestra salud?

Últimamente se han hecho conocidas las semillas de cáñamo por sus beneficios nutricionales, junto con las semillas de chía y de lino, entre otras. siendo consideradas un superalimento.

Se puede tomar en batidos, smoothies, con yogur, etc, pero SIEMPRE peladas, de otro modo, no serán digeridas por el organismo.

– Contienen gran cantidad de proteína vegetal de gran calidad, especialmente útil para personas que quieren aumentar o mantener su masa muscular.

– Aportan ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, haciéndolas perfectas para mantener el un corazón sano.

– Son ricas en hierro y magnesio.

– Además de contener vitamina E, la cual, al ser un antioxidante, protege a la piel de los efectos nocivos del sol y del envejeciemiento prematuro al actuar contra los radicales libres que nuestro organismo produce de manera natural.

 Todas estas propiedades, hacen de las semillas de cáñamo un alimento perfecto tanto para deportistas como para personas que quieren llevar complementar su dieta de una forma sana.

El aceite de cáñamo, se obtiene del prensado en frío de las semillas y por ende, posee propiedades similares a sus estas. Aunque su utilidad medicinal está siendo ampliamente estudiada por varios investigadores alrededor del mundo si sabemos que es rico en omegas 3 y 6, por lo que es muy útil como suplemento alimenticio, al igual que las semillas.

Además, puede ser un gran aliado para nuestra piel. Al ser un aceite rico en ácidos grasos es un gran humectante, muy útil para hidratar hasta las pieles más secas. De hecho, está considerado como uno de los aceites más nutritivos, pero sin obstruir los poros de la piel.

Si nos centramos en la piel estos son algunos de los beneficios y usos potenciales:

  • Anti-inflamatorio
  • Anti-envejecimiento
  • Anti-séptico (útil para infecciones en la piel)
  • Antioxidante
  • Humectante (no solo hidrata si no que ayuda a evitar la pérdida de humedad de la piel).

Personas con psoriasis, acné, eczemas, caspa y piel seca puedes beneficiarse de la aplicación de este aceite en piel y cabello.